Google Play WhatsApp Youtube Facebook Pinterest Twitter Google+ | ES US
  Compartir! Compartir! Compartir!

Los Sentimientos Negativos


album: Predicas
Categoría: Predicas
Reproducciones: 455
Palabras Claves: Vida Cristiana, Predicas, Evangelizar
Los Sentimientos Negativos

Sobre Joyce Meyer

Joyce Meyer es reconocida mundialmente por ser la autora de grandes éxitos de librería y una de las principales maestras prácticas de la Biblia, compartiendo la Palabra de Dios a millones de personas alrededor del mundo.

A lo largo de su ministerio, Joyce ha enseñado acerca de cientos de temas, ha escrito más de setenta libros y conduce cerca de veinte conferencias al año. Durante el año 2004, se vendieron casi 2.5 millones de ejemplares de sus libros y más de un millón fueron donados alrededor del mundo. Su programa de televisión se difunde a dos terceras partes del mundo y su programa de radio se transmite en centenares de estaciones por todo el mundo.

Joyce Meyer cree que el llamado de Dios en su vida es establecer a los creyentes en la Palabra de Dios. Hace muchos años siendo una cristiana en necesidad de victoria, ella descubrió la libertad de vivir victoriosamente a través de poner en práctica la Palabra de Dios. Ella cree que cada persona que camina en victoria dirige a muchos otros a vivir en victoria.

Joyce habla abiertamente acerca del abuso que sufrió en su niñez, su primer fracaso matrimonial y sus luchas a lo largo de los años. Su vida es transparente, sus enseñanzas son prácticas y pueden ser aplicadas a la vida diaria.

Ella tiene un Doctorado Honorario en Divinidad de la Universidad Oral Roberts en Tulsa, Oklahoma y un Doctorado en Teología de la Universidad Life Christian en Tampa, Florida. En el mes de febrero del 2005, fue honrada al ser elegida por la revista Time en inglés como una de las 25 líderes evangélicas principales en Norteamérica.

Joyce Meyer es un testimonio increíble del dinámico poder salvador de Cristo Jesús. Ella cree y enseña que no importa el trasfondo o los errores de las personas, Dios tiene un lugar para ellos y puede ayudarles en su jornada para disfrutar la vida diaria.