Luis Gustavo Ramírez M. Renshi
Luis Gustavo Ramírez M. Renshi
@luis-gustavo-ramirez-m-renshi
Compartir! Compartir! Compartir!

Un cambio mínimo

Fecha: 2017-08-21
Categoría: Pequeños detalles
By: Luis Gustavo Ramírez M.
Un cambio mínimo

Deseo compartirles algo que estaba leyendo y mi opinión al respecto, hablo hoy sobre los cambios mínimos y lo que representan en nuestra vida.

En el capítulo 17 de Génesis Dios hace un cambio de nombre a un hombre con quien establece su primer pacto: a Abram le cambia el nombre y le pone Abraham, aunque se pronuncia casi igual veamos lo siguiente: según lo que leí y cito literal: el nombre Abram está compuesto de dos palabras Av y Ram que significa "el padre es elevado". Es un nombre glorioso, pero arrogante y encaja poco con un patriarca de un pueblo.


Por otra parte, Abraham, incluye las palabras Av y Hamon, que es una referencia a la frase "porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes" (Gen. 17:5).

El cambio es chiquitico: la diferencia está en la letra hebrea ה (pronunciada he). Esta letra ha sido insertada en el medio de la palabra ram que cambió su sentido de "elevado" a " muchedumbre".

Amigo, amiga: este cambio mínimo es es trascendental, ahora la importancia ya no está sobre el líder individual, si no, sobre la grandeza del pueblo, de la multitud. 
Ahora entiendo dos cosas:

1- 1 de Corintios 3:9: esta versión me gusta mucho: "porque nosotros somos colaboradores en la labor de Dios, y ustedes son el campo de cultivo de Dios, el edificio De Dios"

2-Éxodo 20:3-5 No tendrás dioses ajenos delante de mí" : Creer que uno es el importante y el super humano es adorarse a sí mismo, de hecho Dios pidió a Abraham su hijo en sacrificio porque había ocupado su corazón, lugar que debía ocupar Dios.

Mucho cuidado: un cambio mínimo nos puede alejar de Dios, de su bendición y de su cobertura.

Quién Reina en tu corazón hoy? No perdás la Salvación, arrepentite y enderezá tus caminos. Sé humilde: Dónde estabas vos cuando se creó el Universo? Entonces volvé en sí: Dios debe ser lo Primero en tu vida, debemos bendecir y llevar consuelo a otros.

Tené compasión, debés ser testimonio de un Cristo vivo.

El Señor te bendiga. Un abrazo.

Escrito por 
Luis Gustavo Ramírez M. Renshi