Luis Gustavo Ramírez M. Renshi
Luis Gustavo Ramírez M. Renshi
@luis-gustavo-ramirez-m-renshi
Compartir! Compartir! Compartir!

KEN WA KOKORO NARI (La espada es el espíritu)

Fecha: 2017-08-22
Categoría: Ser renovados
By: Luis Gustavo Ramírez M.
KEN WA KOKORO NARI (La espada es el espíritu)

El filo de la espada:


Cada mañana se nos obsequia un amanecer exitoso, un aliento que nos mantiene vivos y la oportunidad de amar, aprender, sentir y ser felices y, aunque a veces tenemos tiempos de aflicción, con la Mano de Dios salimos adelante.
No obstante a lo anterior, constantemente nos dejamos influenciar por personas violentas, amargadas, mentirosas, prepotentes y desleales que con su negatividad tocan nuestras emociones de tal manera que nos quitan las ganas de vivir. 

Leyendo un poco sobre historia de guerreros me encontré una frase que me llamó poderosamente la atención: "Si el espíritu es correcto la espada también será correcta. Si quieres aprender la espada primero empieza por aprender el espíritu", el autor de estas palabras fue Shimada Toranosuke, famoso samurai que nació en 1814 en Nakatsu, en la isla de Kyûshû.

Meditando en la frase esto me lleva a pensar que si el envase está sucio todo lo que en él entre se va a contaminar; es por eso que para que la palabra de Dios cambie nuestras vidas debemos limpiamos por dentro: perdonando, superando el pasado y no volviendo atrás.

Para el samurai el filo de la espada representaba su espíritu, un maestro artesano podía tardar de meses a años para obtener un filo perfecto en una espada, no sin antes pasar por un proceso de elaboración que requería ayuno de largos días, purificación de cuerpo, mente y alma, pasando por baños diarios de agua muy fría bajo cataratas casi congeladas para sacrificio del cuerpo y vistiendo de blanco antes de empezar la fabricación, por eso por respeto y aprecio al artesano el samurai no dejaba que nadie tocara el filo y si alguno lo intentaba era eliminado.

Lamentablemente nosotros a veces nos dejamos influenciar por lo que otros nos hacen o por lo que vemos y eso hiere nuestro espíritu y nuestra mente enfermando nuestro cuerpo, somos sumamente descuidados irrespetando a nuestro creador y dejándonos llevar por quienes viven en desobediencia, somos descuidados porque dejamos que toquen lo más valioso: nuestro espíritu, por eso el apóstol Pablo advierte: "renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad" Efesios 4:23-24.

Vos sos lo que Dios dice que vos sos y el propósito por el que naciste es sublime: no dejés que el mundo y el enemigo toquen el filo de tu espada con sus manos, palabras o pensamientos sucios. Pedile al Espíritu Santo dirección de cuál es el Propósito de tu vida. Sé un odre nuevo para el Vino nuevo que tiene el Señor para vos.

Un abrazo

Dios te bendiga

Escrito por Luis Gustavo Ramírez