Luis Gustavo Ramírez M. Renshi
Luis Gustavo Ramírez M. Renshi
@luis-gustavo-ramirez-m-renshi
Compartir! Compartir! Compartir!
Fecha: 2017-08-22
Categoría: Buscando paz
By: Luis Gustavo Ramírez M.
Deudores

Un verdadero discípulo se identifica y se termina pareciendo a su maestro. Muchos quieren ser pastores, profetas, evangelistas, líderes, maestros, sensei y jefes pero pocos viven lo que predican, pocos tienen un verdadero corazón para amar.


Decís que seguís al Señor, que sos discípulo o discípula de Jesús y sin embargo tu corazón se mancha un poco cada día con malos recuerdos y rencores pasados; si querés parecerte a Jesús porqué no empezás por perdonar a los que te han herido y fallado? Porqué seguís llevando esa carga de amargura, ira y dolor y porqué aun imaginás formas y pensamientos de venganza? Todo eso mi amigo, mi amiga es lo que te está enfermando el cuerpo.

Recordás la parábola de los dos deudores que enseñó el Señor Jesucristo :

Entonces, llamándolo su señor, le dijo: ``Siervo malvado, te perdoné toda aquella deuda porque me suplicaste. ``¿No deberías tú también haberte compadecido de tu consiervo, así como yo me compadecí de ti? Y enfurecido su señor, lo entregó a los verdugos hasta que pagara todo lo que le debía.
Mateo 18:32-34.

No esperés más: hoy es el día para perdonar y para perdonarte a vos mismo (a), pedile al Espíritu Santo que te ayude, mañana puede ser tarde.

Dios te bendiga

Escrito por Luis Gustavo Ramírez M. Renshi