Bosquejos Biblicos Para Niños Cristianos

En la escuela del hogar se les debe enseñar a los niños a cumplir con los deberes prácticos de la vida diaria. Mientras aun son jóvenes, la madre debe darles algunas tareas sencillas que hacer cada día. Necesitará más tiempo para enseñárselas que para hacerlas ella misma; pero recuerde que debe poner el fundamento de la utilidad en el edificio de su carácter. Piense que el hogar es la escuela en la que ella es la maestra principal. A ella le toca enseñar a sus hijos a cumplir rápida y hábilmente los deberes de la casa. Tan temprano en la vida como sea posible, se les debe enseñar a compartir las cargas del hogar. Desde la infancia se debería enseñar a los niños a llevar cargas siempre más pesadas, a ayudar inteligentemente en el trabajo de la familia.—Consejos para los Maestros Padres y Alumnos, 94.
Desestímense los errores infantiles—Miles quedan casi sin educarse en sus propios hogares. “Produce tanta molestia—dice la madre—. Es mejor que yo misma haga estas cosas; da tanto que hacer, y eso me molesta”.
¿No recuerda la madre que ella misma tuvo que aprender esas pequeñas cosas antos de poder ser útil? Es un error rehusar enseñar a los chicos poco a poco. Mantened con vosotros a esos niños. Permitidles que hagan preguntas y respondedles con paciencia. Dadles algo que hacer a vuestros

El amor de Dios nostransforma

Calificacion: / 5